AVISOS

=========================

Google+ Followers

jueves, 25 de febrero de 2010

Tema 21: La Alianza con Dios se rompe por el pecado

Tema 21: La Alianza con Dios se rompe por el pecado


Objetivo
Preparar al niño a que tenga una recta conciencia del pecado como ruptura de la Alianza hecha con Dios en el Bautismo


Mistica para los papás y catequistas
Es difícil presentarnos como modelos perfectos de santidad ante los niños y mucho menos, siendo nuestros hijos, que nos conocen, saben de nuestras debilidades, enojos, faltas a la caridad, que se dan en la diaria convivencia

Por eso la reflexión de este tema deberá despertar en nosotros y en los niños, el deseo de prepararnos a adquirir una actitud de conversión, de clarificar, junto con ellos, los conceptos de pecado.

Además, debe propiciar la oportunidad de recuperar la gracia, si sentimos estar en situación de pecado, a través del Sacramento de la Reconciliación

Los papás deben recordar que los adultos realizan su esfuerzo, todos los días, por tratar de ser mejores cristianos, por quitar lo que estorba al amor de Dios y a mantener viva su alianza y que no son sólo palabras sus enseñanzas C. U. 1846-1850, 2072-2073 Resumen 2075-2082


Catequesis Universal 1846-1850
1846El Evangelio es la revelación, en Jesucristo, de la misericordia de Dios con los pecadores. El ángel anuncia a José: “Tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados” (Mt 1, 21). Y en la institución de la Eucaristía, sacramento de la redención, Jesús dice: “Esta es mi sangre de la alianza, que va a ser derramada por muchos para remisión de los pecados” (Mt 26, 28).

1847“Dios nos ha creado sin nosotros, pero no ha querido salvarnos sin nosotros”. La acogida de su misericordia exige de nosotros la confesión de nuestras faltas. “Si decimos: ‘no tenemos pecado’, nos engañamos y la verdad no está en nosotros. Si reconocemos nuestros pecados, fiel y justo es él para perdonarnos los pecados y purificarnos de toda injusticia” (1 Jn 1, 8-9).

1848Como afirma san Pablo, “donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia” (Rm 5, 20). Pero para hacer su obra, la gracia debe descubrir el pecado para convertir nuestro corazón y conferirnos “la justicia para la vida eterna por Jesucristo nuestro Señor” (Rm 5, 20-21). Como un médico que descubre la herida antes de curarla, Dios, mediante su palabra y su espíritu, proyecta una luz viva sobre el pecado:

La conversión exige el reconocimiento del pecado, y éste, siendo una verificación de la acción del Espíritu de la verdad en la intimidad del hombre, llega a ser al mismo tiempo el nuevo comienzo de la dádiva de la gracia y del amor: “Recibid el Espíritu Santo”. Así, pues, en este “convencer en lo referente al pecado” descubrimos una ‘doble dádiva’: el don de la verdad de la conciencia y el don de la certeza de la redención. El Espíritu de la verdad es el Paráclito

II DEFINICIÓN DE PECADO
1849El pecado es una falta contra la razón, la verdad, la conciencia recta; es faltar al amor verdadero para con Dios y para con el prójimo, a causa de un apego perverso a ciertos bienes. Hiere la naturaleza del hombre y atenta contra la solidaridad humana. Ha sido definido como “una palabra, un acto o un deseo contrarios a la ley eterna”.

1850El pecado es una ofensa a Dios: “Contra ti, contra ti sólo he pecado, lo malo a tus ojos cometí” (Sal 51, 6). El pecado se levanta contra el amor que Dios nos tiene y aparta de Él nuestros corazones. Como el primer pecado, es una desobediencia, una rebelión contra Dios por el deseo de hacerse “como dioses”, pretendiendo conocer y determinar el bien y el mal (Gn 3, 5). El pecado es así “amor de sí hasta el desprecio de Dios”.88 Por esta exaltación orgullosa de sí, el pecado es diametralmente opuesto a la obediencia de Jesús que realiza la salvación.

2072-2073
2072Los diez mandamientos, por expresar los deberes fundamentales del hombre hacia Dios y hacia su prójimo, revelan en su contenido primordial obligaciones graves. Son básicamente inmutables y su obligación vale siempre y en todas partes. Nadie podría dispensar de ellos. Los diez mandamientos están grabados por Dios en el corazón del ser humano.
 
2073La obediencia a los mandamientos implica también obligaciones cuya materia es, en sí misma, leve. Así, la injuria de palabra está prohibida por el quinto mandamiento, pero sólo podría ser una falta grave en razón de las circunstancias o de la intención del que la profiere.

Resumen 2075-2082
2075“¿Qué he de hacer yo de bueno para conseguir la vida eterna?” — “Si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos” (Mt 19, 16-17).

2076Por su modo de actuar y por su predicación, Jesús ha atestiguado el valor perenne del Decálogo.

2077El don del Decálogo fue concedido en el marco de la alianza establecida por Dios con su pueblo. Los mandamientos de Dios reciben su significado verdadero en y por esta Alianza.

2078Fiel a la Escritura y siguiendo el ejemplo de Jesús, la Tradición de la Iglesia ha reconocido en el Decálogo una importancia y una significación primordial.

2079El Decálogo forma una unidad orgánica en la que cada “palabra” o “mandamiento” remite a todo el conjunto. Transgredir un mandamiento es quebrantar toda la ley. 20

2080El Decálogo contiene una expresión privilegiada de la ley natural. Lo conocemos por la revelación divina y por la razón humana.

2081Los diez mandamientos, en su contenido fundamental, enuncian obligaciones graves. Sin embargo, la obediencia a estos preceptos implica también obligaciones cuya materia es, en sí misma, leve.

2082Dios hace posible por su gracia lo que manda.

 
Antropología
Descubrir los hechos que destruyen y hacen imposible vivir la experiencia de amistad y convivencia y en esos hechos reflexionar sobre la realidad del pecado

 
Primer Encuentro
• Para iniciar este tema se sugiere que Mamá le relate al niño que Dios liberó al pueblo de Israel de la esclavitud de Egipto. Leer Ex. 3, 7 – 8. Después de ser liberados de la esclavitud, Dios hizo una alianza con el pueblo. Esa alianza se selló con los 10 MANDAMIENTOS.

Éxodo 3, 7 – 8

Misión de Moisés
7 Y el SEÑOR dijo: Ciertamente he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he escuchado su clamor a causa de sus capataces, pues estoy consciente de sus sufrimientos. 8 Y he descendido para librarlos de mano de los egipcios, y para sacarlos de aquella tierra a una tierra buena y espaciosa, a una tierra que mana leche y miel, al lugar de los cananeos, de los hititas, de los amorreos, de los ferezeos, de los heveos y de los jebuseos.

• Esas 10 normas eran las que permitían al pueblo ser fiel a su Dios que los había liberado de la esclavitud.



Actividad
Recordar los 10 mandamientos. Escribirlos

Escribir en su cuaderno acciones que rompen una amistad o que no nos permiten vivir en paz.
 
 
Segundo Encuentro
• Cuando no se cumplen las normas o reglas establecidas en la alianza que el pueblo realizó con Dios, se rompía la armonía con Dios y la armonía que debe existir entre todos, de unos con otros. Pues, eso es pecar
• Pecar es volver la espalda a Dios, a sus mandamientos. Es decirle: No quiero ser tu amigo. Es decirle: no me interesa portarme como tu hijo. No me acuerdo que me has salvado
• Si no me interesa ser su amigo, ni portarme como su hijo ¿Cómo será mi trato con los demás? ¿Los respetaré? ¿Los amaré como mis hermanos?
• Con esto queda claro que el no cumplir la alianza, el no guardar los mandamientos, el no amar a los hermanos, provoca una actitud de pecado


Actividad
Escribe en tu cuaderno una lista de acciones, actitudes o faltas que creas que han roto tu alianza con Dios

Procura aprender de memoria:


Pecado es faltar al amor de Dios, negarlo y darle la espalda a Él y a los demás hijos suyos. Es faltar a las normas de la amistad entre Dios y yo y entre los demás y yo.

Los mandamientos me ayudan a saber cuándo cometo pecado contra Dios y contra los hermanos

No hay comentarios:

Publicar un comentario