AVISOS

=========================

Google+ Followers

lunes, 25 de enero de 2010

Tema 18: La Alianza

Tema 18: La Alianza

Objetivo
Que el niño conozca la grandeza y el regalo de la Alianza que Dios ha hecho con el hombre, y que viva el compromiso de esa Alianza

La Promesa que Dios ha hecho a su pueblo la ha cumplido hasta el extremo en su Hijo, Jesucristo, y hoy nosotros, hemos de corresponder a ese pacto.



Mística para los papás y Catequistas
• A través de la historia de la Salvación, Dios hace alianza con su pueblo: promesa y compromiso de fidelidad.

• Esta alianza llega a su plenitud en Cristo Jesús VAT. II, Dei Verbum, cap IV, No. 1

Alianza con Noé: Gen. 9, 1 – 17
Alianza con Abraham: Gen. 15, 1 – 18
Alianza con el Pueblo: Ex. 19, 4 – 6
La Alianza Eterna y definitiva de Jesús: Lc. 22, 14 – 20



Concilio Vaticano II, Dei Verbum, Capitulo IV, No.1

Capítulo IV


El Antiguo Testamento


La historia de la salvación consignada en los libros del Antiguo Testamento
14. Dios amantísimo, buscando y preparando solícitamente la salvación de todo el género humano, con singular favor se eligió un pueblo, a quien confió sus promesas. Hecho, pues, el pacto con Abraham y con el pueblo de Israel por medio de Moisés, de tal forma se reveló con palabras y con obras a su pueblo elegido como el único Dios verdadero y vivo, que Israel experimentó cuáles eran los caminos de Dios con los hombres, y, hablando el mismo Dios por los Profetas, los entendió más hondamente y con más claridad de día en día, y los difundió ampliamente entre las gentes.


La economía, pues, de la salvación preanunciada, narrada y explicada por los autores sagrados, se conserva como verdadera palabra de Dios en los libros del Antiguo Testamento; por lo cual estos libros inspirados por Dios conservan un valor perenne: "Pues todo cuanto está escrito, para nuestra enseñanza, fue escrito, a fin de que por la paciencia y por la consolación de las Escrituras estemos firmes en la esperanza" (Rom. 15,4).


Importancia del Antiguo Testamento para los cristianos
15. La economía del Antiguo Testamento estaba ordenada, sobre todo, para preparar, anunciar proféticamente y significar con diversas figuras la venida de Cristo redentor universal y la del Reino Mesiánico. mas los libros del Antiguo Testamento manifiestan a todos el conocimiento de Dios y del hombre, y las formas de obrar de Dios justo y misericordioso con los hombres, según la condición del género humano en los tiempos que precedieron a la salvación establecida por Cristo. Estos libros, aunque contengan también algunas cosas imperfectas y adaptadas a sus tiempos, demuestran, sin embargo, la verdadera pedagogía divina. Por tanto, los cristianos han de recibir devotamente estos libros, que expresan el sentimiento vivo de Dios, y en los que se encierran sublimes doctrinas acerca de Dios y una sabiduría salvadora sobre la vida del hombre, y tesoros admirables de oración, y en los que, por fin, está latente el misterio de nuestra salvación.


Unidad de ambos Testamentos
16. Dios, pues, inspirador y autor de ambos Testamentos, dispuso las cosas tan sabiamente que el Nuevo Testamento está latente en el Antiguo y el Antiguo está patente en el Nuevo. Porque, aunque Cristo fundó el Nuevo Testamento en su sangre, no obstante los libros del Antiguo Testamento recibidos íntegramente en la proclamación evangélica, adquieren y manifiestan su plena significación en el Nuevo Testamento, ilustrándolo y explicándolo al mismo tiempo.

Genesis 9, 1 – 17


Pacto de Dios con Noé
1 Y bendijo Dios a Noé y a sus hijos, y les dijo: Sed fecundos y multiplicaos, y llenad la tierra. 2 Y el temor y el terror de vosotros estarán sobre todos los animales de la tierra, y sobre todas las aves del cielo, y en todo lo que se arrastra sobre el suelo, y en todos los peces del mar; en vuestra mano son entregados. 3 Todo lo que se mueve y tiene vida os será para alimento: todo os lo doy como os di la hierba verde. 4 Pero carne con su vida, es decir, con su sangre, no comeréis. 5 Y ciertamente pediré cuenta de la sangre de vuestras vidas; de todo animal la demandaré. Y de todo hombre, del hermano de todo hombre demandaré la vida del hombre.


6 El que derrame sangre de hombre,


por el hombre su sangre será derramada,


porque a imagen de Dios


hizo El al hombre.


7 En cuanto a vosotros, sed fecundos y multiplicaos;


poblad en abundancia la tierra y multiplicaos en ella.


8 Entonces habló Dios a Noé y a sus hijos que estaban con él, diciendo: 9 He aquí, yo establezco mi pacto con vosotros, y con vuestra descendencia después de vosotros, 10 y con todo ser viviente que está con vosotros: aves, ganados y todos los animales de la tierra que están con vosotros; todos los que han salido del arca, todos los animales de la tierra. 11 Yo establezco mi pacto con vosotros, y nunca más volverá a ser exterminada toda carne por las aguas del diluvio, ni habrá más diluvio para destruir la tierra. 12 Y dijo Dios: Esta es la señal del pacto que hago entre yo y vosotros y todo ser viviente que está con vosotros, por todas las generaciones: 13 pongo mi arco en las nubes y será por señal del pacto entre yo y la tierra. 14 Y acontecerá que cuando haga venir nubes sobre la tierra, se verá el arco en las nubes, 15 y me acordaré de mi pacto que hay entre yo y vosotros y entre todo ser viviente de toda carne; y nunca más se convertirán las aguas en diluvio para destruir toda carne. 16 Cuando el arco esté en las nubes, lo miraré para acordarme del pacto eterno entre Dios y todo ser viviente de toda carne que está sobre la tierra. 17 Y dijo Dios a Noé: Esta es la señal del pacto que he establecido entre yo y toda carne que está sobre la tierra.
Dar click en la imagen para verla ampliada






Genesis 15, 1 – 18


Dios promete un hijo a Abram
1 Después de estas cosas la palabra del SEÑOR vino a Abram en visión, diciendo:


No temas, Abram,


yo soy un escudo para ti;


tu recompensa será muy grande.


2 Y Abram dijo: Oh Señor DIOS, ¿qué me darás, puesto que yo estoy sin hijos, y el heredero de mi casa es Eliezer de Damasco? 3 Dijo además Abram: He aquí, no me has dado descendencia, y uno nacido en mi casa es mi heredero. 4 Pero he aquí que la palabra del SEÑOR vino a él, diciendo: Tu heredero no será éste, sino uno que saldrá de tus entrañas, él será tu heredero. 5 Lo llevó fuera, y le dijo: Ahora mira al cielo y cuenta las estrellas, si te es posible contarlas. Y le dijo: Así será tu descendencia. 6 Y Abram creyó en el SEÑOR, y El se lo reconoció por justicia. 7 Y le dijo: Yo soy el SEÑOR que te saqué de Ur de los caldeos, para darte esta tierra para que la poseas. 8 Y él le dijo: Oh Señor DIOS, ¿cómo puedo saber que la poseeré? 9 El le respondió: Tráeme una novilla de tres años, una cabra de tres años, un carnero de tres años, una tórtola y un pichón. 10 El le trajo todos éstos y los partió por la mitad, y puso cada mitad enfrente de la otra; mas no partió las aves. 11 Y las aves de rapiña descendían sobre los animales sacrificados, pero Abram las ahuyentaba.






Pacto de Dios con Abram
12 Y sucedió que a la puesta del sol un profundo sueño cayó sobre Abram, y he aquí que el terror de una gran oscuridad cayó sobre él. 13 Y Dios dijo a Abram: Ten por cierto que tus descendientes serán extranjeros en una tierra que no es suya, donde serán esclavizados y oprimidos cuatrocientos años. 14 Mas yo también juzgaré a la nación a la cual servirán, y después saldrán de allí con grandes riquezas. 15 Tú irás a tus padres en paz; y serás sepultado en buena vejez. 16 Y en la cuarta generación ellos regresarán acá, porque hasta entonces no habrá llegado a su colmo la iniquidad de los amorreos. 17 Y aconteció que cuando el sol ya se había puesto, hubo densas tinieblas, y he aquí, apareció un horno humeante y una antorcha de fuego que pasó por entre las mitades de los animales. 18 En aquel día el SEÑOR hizo un pacto con Abram, diciendo:


A tu descendencia he dado esta tierra,


desde el río de Egipto hasta el río grande, el río Eufrates






Exodo 19, 4 – 6
4 ``Vosotros habéis visto lo que he hecho a los egipcios, y cómo os he tomado sobre alas de águilas y os he traído a mí. 5 ``Ahora pues, si en verdad escucháis mi voz y guardáis mi pacto, seréis mi especial tesoro entre todos los pueblos, porque mía es toda la tierra; 6 y vosotros seréis para mí un reino de sacerdotes y una nación santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel.






Lucas 22, 14- 20
Institución de la Cena del Señor


14 Cuando llegó la hora, se sentó a la mesa, y con El los apóstoles, 15 y les dijo: Intensamente he deseado comer esta Pascua con vosotros antes de padecer; 16 porque os digo que nunca más volveré a comerla hasta que se cumpla en el reino de Dios. 17 Y habiendo tomado una copa, después de haber dado gracias, dijo: Tomad esto y repartidlo entre vosotros; 18 porque os digo que de ahora en adelante no beberé del fruto de la vid, hasta que venga el reino de Dios. 19 Y habiendo tomado pan, después de haber dado gracias, lo partió, y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí. 20 De la misma manera tomó la copa después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que es derramada por vosotros.

Dar click en la imagen para verla ampliada



Antropología
El hombre, como ser social, tiene necesidad de los demás hombres, de comprometerse con ellos y de sellar sus compromisos mediante alianzas. Así lo vemos desde los pueblos más primitivos. Sedan promesas entre amigos, en los negocios, la promesa de amor y fidelidad que se realiza en el matrimonio. Cuando estas promesas se cumplen generan armonía, vidas felices y responsabilidad en quienes las cumplen.

La palabra “Alianza” significa promesa, compromiso y nos referimos a la palabra, sobre todo, al compromiso de amor que Dios tiene con cada uno de nosotros. C. U. No. 54. Resumen del 68 – 73



Catequesis Universal No. 54 Resumen del 68 – 73
54“Dios, creándolo todo y conservándolo por su Verbo, da a los hombres testimonio perenne de sí en las cosas creadas, y, queriendo abrir el camino de la salvación sobrenatural, se manifestó, además, personalmente a nuestros primeros padres ya desde el principio”. Los invitó a una comunión íntima con El revistiéndolos de una gracia y de una justicia resplandecientes.

RESUMEN
68Por amor, Dios se ha revelado y se ha entregado al hombre. De este modo da una respuesta definitiva y sobreabundante a las cuestiones que el hombre se plantea sobre el sentido y la finalidad de su vida.


69Dios se ha revelado al hombre comunicándole gradualmente su propio Misterio mediante obras y palabras.


70Más allá del testimonio que Dios da de sí mismo en las cosas creadas, se manifestó a nuestros primeros padres. Les habló y, después de la caída, les prometió la salvación, 36 y les ofreció su alianza.

71Dios selló con Noé una alianza eterna entre Él y todos los seres vivientes. 37 Esta alianza durará tanto como dure el mundo.

72Dios eligió a Abraham y selló una alianza con él y su descendencia. De él formó a su pueblo, al que reveló su ley por medio de Moisés. Lo preparó por los profetas para acoger la salvación destinada a toda la humanidad.

73Dios se ha revelado plenamente enviando a su propio Hijo, en quien ha establecido su alianza para siempre. El Hijo es la Palabra definitiva del Padre, de manera que no habrá ya otra Revelación después de Él.




Primer Encuentro
• Se puede hacer en familia, o con el niño en particular. Vamos a preguntarle si conoce lo que significa la palabra PROMESA. Si él ha hecho alguna promesa, con quién, si la ha cumplido.

• El prometer algo o comprometerse con alguien es una cosa muy seria. Estamos obligados a cumplirla y a que nos cumplan

Muchas dificultades y problemas surgen por la falta del cumplimiento de los compromisos y promesas


Actividad
Para significar mejor la seriedad de los compromisos, el niño prometerá algo sencillo, fácil de cumplir a la Mamá y ella al niño

Luego se comentarán como han realizado su promesa o compromiso


Se sugiere que se dibuje el contorno de la mano extendida y que dentro de la mano de mamá se escriba la promesa de mamá hacia el niño y que dentro del contorno de la mano del niño; él escriba su promesa para su mamá



Segundo Encuentro

• Hay promesas sencillas que simplemente se expresan con palabras que nos damos unos a otros, por ejemplo: Voy a llevarte al circo el próximo sábado si haces tus tareas, me voy a acordar de ti cuando escuche esa canción

• Hay promesas más serias que necesitan de algún signo o señal que recuerde que hay un compromiso, una promesa entre los que la realizan, por ejemplo: firmar un contrato de compra, de crédito, etc. Cuando se celebra el matrimonio la pareja se promete amarse y ayudarse para siempre y se entregan el anillo como signo del compromiso, etc.

• Mamá: leer Ef. 5 22 – 33. Leer a los niños Ef. 6, 1 – 4

Efesios 5, 22 – 33


Cristo y la Iglesia, un modelo para el hogar
22 Las mujeres estén sometidas a sus propios maridos como al Señor. 23 Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, siendo El mismo el Salvador del cuerpo. 24 Pero así como la iglesia está sujeta a Cristo, también las mujeres deben estarlo a sus maridos en todo. 25 Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia y se dio a sí mismo por ella, 26 para santificarla, habiéndola purificado por el lavamiento del agua con la palabra, 27 a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia en toda su gloria, sin que tenga mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuera santa e inmaculada. 28 Así también deben amar los maridos a sus mujeres, como a sus propios cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. 29 Porque nadie aborreció jamás su propio cuerpo, sino que lo sustenta y lo cuida, así como también Cristo a la iglesia; 30 porque somos miembros de su cuerpo. 31 POR ESTO EL HOMBRE DEJARA A SU PADRE Y A SU MADRE, Y SE UNIRA A SU MUJER, Y LOS DOS SERAN UNA SOLA CARNE. 32 Grande es este misterio, pero hablo con referencia a Cristo y a la iglesia. 33 En todo caso, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo, y que la mujer respete a su marido.


Efesios 6, 1 – 4


Exhortación a los hijos y a los padres
1 Hijos, obedeced a vuestros padres en el Señor, porque esto es justo. 2 HONRA A TU PADRE Y A tu MADRE (que es el primer mandamiento con promesa), 3 PARA QUE TE VAYA BIEN, Y PARA QUE TENGAS LARGA VIDA SOBRE LA TIERRA. 4 Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en la disciplina e instrucción del Señor.

• Que el niño capte todo el sentido de una promesa y cómo cambia y afecta la vida de los hombres cuando se cumple o se deja de cumplir


Actividad
Dibujo libre sobre alguno de los signos que representen una alianza, promesa o compromiso



Tercer Encuentro


• Dios también ha hecho un compromiso con nosotros, con cada uno. Ese compromiso tiene un nombre especial: SE LLAMA ALIANZA

• En la Biblia se nos narra sobre las Alianzas o promesas que Dios ha hecho con los hombres y con su pueblo. Hoy conoceremos algunas de ellas

• La Mamá va leyendo las escrituras y explicándolas: Gen. 9, 8 – 17 y Ex. 19, 4 – 6



Génesis 9, 8 – 17


Pacto de Dios con Noé
8 Entonces habló Dios a Noé y a sus hijos que estaban con él, diciendo: 9 He aquí, yo establezco mi pacto con vosotros, y con vuestra descendencia después de vosotros, 10 y con todo ser viviente que está con vosotros: aves, ganados y todos los animales de la tierra que están con vosotros; todos los que han salido del arca, todos los animales de la tierra. 11 Yo establezco mi pacto con vosotros, y nunca más volverá a ser exterminada toda carne por las aguas del diluvio, ni habrá más diluvio para destruir la tierra. 12 Y dijo Dios: Esta es la señal del pacto que hago entre yo y vosotros y todo ser viviente que está con vosotros, por todas las generaciones: 13 pongo mi arco en las nubes y será por señal del pacto entre yo y la tierra. 14 Y acontecerá que cuando haga venir nubes sobre la tierra, se verá el arco en las nubes, 15 y me acordaré de mi pacto que hay entre yo y vosotros y entre todo ser viviente de toda carne; y nunca más se convertirán las aguas en diluvio para destruir toda carne. 16 Cuando el arco esté en las nubes, lo miraré para acordarme del pacto eterno entre Dios y todo ser viviente de toda carne que está sobre la tierra. 17 Y dijo Dios a Noé: Esta es la señal del pacto que he establecido entre yo y toda carne que está sobre la tierra.






Éxodo 19, 4 – 6


Consagración del pueblo en Sinaí
4 ``Vosotros habéis visto lo que he hecho a los egipcios, y cómo os he tomado sobre alas de águilas y os he traído a mí. 5 ``Ahora pues, si en verdad escucháis mi voz y guardáis mi pacto, seréis mi especial tesoro entre todos los pueblos, porque mía es toda la tierra; 6 y vosotros seréis para mí un reino de sacerdotes y una nación santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel.



• La Alianza o compromiso más grande que Dios ha hecho con nosotros lo encontramos en el Evangelio de San Mateo capítulo 26, 26 – 28 y en Lc. 22, 20.


Mateo 26, 26 – 28


Institución de la Cena del Señor
26 Mientras comían, Jesús tomó pan, y habiéndolo bendecido, lo partió, y dándoselo a los discípulos, dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo. 27 Y tomando una copa, y habiendo dado gracias, se la dio, diciendo: Bebed todos de ella; 28 porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que es derramada por muchos para el perdón de los pecados.


Lucas 22, 14 – 20


Institución de la Cena del Señor
14 Cuando llegó la hora, se sentó a la mesa, y con El los apóstoles, 15 y les dijo: Intensamente he deseado comer esta Pascua con vosotros antes de padecer; 16 porque os digo que nunca más volveré a comerla hasta que se cumpla en el reino de Dios. 17 Y habiendo tomado una copa, después de haber dado gracias, dijo: Tomad esto y repartidlo entre vosotros; 18 porque os digo que de ahora en adelante no beberé del fruto de la vid, hasta que venga el reino de Dios. 19 Y habiendo tomado pan, después de haber dado gracias, lo partió, y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí. 20 De la misma manera tomó la copa después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que es derramada por vosotros.



• ¿Qué crees que significa ese gesto, esa alianza? Que Dios nos ama siempre, seamos como seamos. Dios no falta a su promesa

• También contigo Dios ha hecho una promesa el día de tu Bautismo: Tú eres mi hijo y te dio la luz de Cristo para vivir como hijo suyo

• ¿Quieres corresponder a esta promesa que Dios te ha hecho? ¿Quieres amarlo tu también? ¿Cómo puedes mostrar que amas a Dios? ¿Qué compromiso de amor puedes hacer con Él?

• Mamá: este es un momento serio, de compromiso del niño con Dios. No hay que presionarlo para que dé la respuesta. Ayúdalo a pensar en un compromiso que pueda cumplir


Cuarto Encuentro


Cuando el niño decida que quiere hacer esa promesa, esa alianza con Dios, le decimos que vamos a tener un signo que nos recuerde nuestro compromiso y será un nudo.

• Conseguir un pedazo de ixtle, mecate, soga, listón no grueso y hacer un nudo fuerte explicándoles a los niños lo que puede significar eso: contrato, compromiso, alianza, promesa.

• Explicar que Jesús está a un lado del nudo y el niño en el otro. El nudo, que queda en el centro es el amor que nos tenemos. Si el niño lo suelta, se rompe el pacto; pero Jesús está siempre dispuesto a hacerlo de nuevo

 
Quinto Encuentro

C. U. No. 2072 y 2063, RESUMEN 2075 – 2082

Catequesis Universal No. 2072 y 2063
2072Los diez mandamientos, por expresar los deberes fundamentales del hombre hacia Dios y hacia su prójimo, revelan en su contenido primordial obligaciones graves. Son básicamente inmutables y su obligación vale siempre y en todas partes. Nadie podría dispensar de ellos. Los diez mandamientos están grabados por Dios en el corazón del ser humano.

2063La alianza y el diálogo entre Dios y el hombre están también confirmados por el hecho de que todas las obligaciones se enuncian en primera persona (“Yo soy el Señor...”) y están dirigidas a otro sujeto (“tú”). En todos los mandamientos de Dios hay un pronombre personal en singular que designa el destinatario. Al mismo tiempo que a todo el pueblo, Dios da a conocer su voluntad a cada uno en particular:

El Señor prescribió el amor a Dios y enseñó la justicia para con el prójimo a fin de que el hombre no fuese ni injusto, ni indigno de Dios. Así, por el Decálogo, Dios preparaba al hombre para ser su amigo y tener un solo corazón con su prójimo... Las palabras del Decálogo persisten también entre nosotros (cristianos). Lejos de ser abolidas, han recibido amplificación y desarrollo por el hecho de la venida del Señor en la carne.


Catequesis Universal Resumen 2075 – 2082
2075“¿Qué he de hacer yo de bueno para conseguir la vida eterna?” — “Si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos” (Mt 19, 16-17).

2076Por su modo de actuar y por su predicación, Jesús ha atestiguado el valor perenne del Decálogo.

2077El don del Decálogo fue concedido en el marco de la alianza establecida por Dios con su pueblo. Los mandamientos de Dios reciben su significado verdadero en y por esta Alianza.

2078Fiel a la Escritura y siguiendo el ejemplo de Jesús, la Tradición de la Iglesia ha reconocido en el Decálogo una importancia y una significación primordial.

2079El Decálogo forma una unidad orgánica en la que cada “palabra” o “mandamiento” remite a todo el conjunto. Transgredir un mandamiento es quebrantar toda la ley. 20

2080El Decálogo contiene una expresión privilegiada de la ley natural. Lo conocemos por la revelación divina y por la razón humana.

2081Los diez mandamientos, en su contenido fundamental, enuncian obligaciones graves. Sin embargo, la obediencia a estos preceptos implica también obligaciones cuya materia es, en sí misma, leve.

2082Dios hace posible por su gracia lo que manda


Para vivir la Alianza, Dios nos pide

 Amar a Dios sobre todas las cosas.

 No jurar el nombre de Dios en vano.

 Santificar las fiestas.

 Honrar a tu Padre y Madre.

 No matar.

 No fornicar.

 No hurtar.

 No dar falsos testimonios ni mentir.

 No codiciar las cosas ajenas.

 No desear la mujer de tu prójimo.



Actividad
Escribir en tu cuaderno los mandamientos y tratar de memorizarlos

Nota: Este tema parece ser uno de los más significativos para los niños. El día de la Primera Comunión se pone sobre el altar un gran nudo. La Eucaristía es la mejor expresión de Alianza de amor de Dios a nosotros y de nosotros a Él.

1 comentario: