martes, 12 de enero de 2010

Tema 16: Los Misterios de la Infancia y vida oculta de Jesús

Tema 16: Los Misterios de La Infancia y vida oculta de Jesús


Objetivo
Que los niños comprendan que Jesús, como todo ser humano, tuvo una infancia, se desarrolló, creció y cumplió la misión encomendada por su Padre.

Mística para los papás y catequistas
Dios tiene su naturaleza humana, en cuanto hombre y divina, en cuanto verdadero Dios, pero tuvo una familia, recibió cuidados para el desarrollo de su vida. ¿De qué forma te preocupas de que tu hijo, reciba los cuidados necesarios para ser persona humana y para crecer como hijo de Dios? (C. U. 522 – 535

Catequesis Universal 522 – 535
522La venida del Hijo de Dios a la tierra es un acontecimiento tan inmenso que Dios quiso prepararlo durante siglos. Ritos y sacrificios, figuras y símbolos de la “Primera Alianza” (Hb 9, 15), todo lo hace converger hacia Cristo; anuncia esta venida por boca de los profetas que se suceden en Israel. Además, despierta en el corazón de los paganos una espera, aún confusa, de esta venida.

523San Juan Bautista es el precursor inmediato del Señor, enviado para prepararle el camino. “Profeta del Altísimo” (Lc 1, 76), sobrepasa a todos los profetas, de los que es el último, e inaugura el Evangelio; desde el seno de su madre saluda la venida de Cristo y encuentra su alegría en ser “el amigo del esposo” (Jn 3, 29) a quien señala como “el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo” (Jn 1, 29). Precediendo a Jesús “con el espíritu y el poder de Elías” (Lc 1, 17), da testimonio de él mediante su predicación, su bautismo de conversión y finalmente con su martirio.

524Al celebrar anualmente la liturgia de Adviento, la Iglesia actualiza esta espera del Mesías: participando en la larga preparación de la primera venida del Salvador, los fieles renuevan el ardiente deseo de su segunda Venida. Celebrando la natividad y el martirio del Precursor, la Iglesia se une al deseo de éste: “Es preciso que él crezca y que yo disminuya” (Jn 3, 30).

El Misterio de Navidad

525Jesús nació en la humildad de un establo, de una familia pobre; unos sencillos pastores son los primeros testigos del acontecimiento. En esta pobreza se manifiesta la gloria del cielo. La Iglesia no se cansa de cantar la gloria de esta noche:

Hoy la Virgen da a luz al Transcendente.
Y la tierra ofrece una cueva al Inaccesible.
Los Magos caminan con la estrella:
Porque ha nacido por nosotros,
Niño pequeñito
el Dios de antes de los siglos.

526“Hacerse niño” con relación a Dios es la condición para entrar en el Reino; para eso es necesario abajarse, hacerse pequeño; más todavía: es necesario “nacer de lo alto” (Jn 3, 7), “nacer de Dios” para “hacerse hijos de Dios” (Jn 1, 12). El Misterio de Navidad se realiza en nosotros cuando Cristo “toma forma” en nosotros. Navidad es el Misterio de este “admirable intercambio”:

O admirabile commercium! El Creador del género humano, tomando cuerpo y alma, nace de una virgen y, hecho hombre sin concurso de varón, nos da parte en su divinidad.

Los Misterios de la infancia de Jesús


527 La Circuncisión de Jesús, al octavo día de su nacimiento, es señal de su inserción en la descendencia de Abraham, en el pueblo de la Alianza, de su sometimiento a la Ley y de su consagración al culto de Israel en el que participará durante toda su vida. Este signo prefigura “la circuncisión en Cristo” que es el Bautismo.

528La Epifanía es la manifestación de Jesús como Mesías de Israel, Hijo de Dios y Salvador del mundo. Con el bautismo de Jesús en el Jordán y las bodas de Caná, la Epifanía celebra la adoración de Jesús por unos “magos” venidos de Oriente. En estos “magos”, representantes de religiones paganas de pueblos vecinos, el Evangelio ve las primicias de las naciones que acogen, por la Encarnación, la Buena Nueva de la salvación. La llegada de los magos a Jerusalén para “rendir homenaje al rey de los judíos” muestra que buscan en Israel, a la luz mesiánica de la estrella de David, al que será el rey de las naciones. Su venida significa que los gentiles no pueden descubrir a Jesús y adorarle como Hijo de Dios y Salvador del mundo sino volviéndose hacia los judíos y recibiendo de ellos su promesa mesiánica tal como está contenida en el Antiguo Testamento. La Epifanía manifiesta que “la multitud de los gentiles entra en la familia de los patriarcas” y adquiere “la dignidad del pueblo elegido de Israel”.

529La Presentación de Jesús en el Templo lo muestra como el Primogénito que pertenece al Señor. Con Simeón y Ana toda la expectación de Israel es la que viene al Encuentro de su Salvador (la tradición bizantina llama así a este acontecimiento). Jesús es reconocido como el Mesías tan esperado, “luz de las naciones” y “gloria de Israel”, pero también “signo de contradicción”. La espada de dolor predicha a María anuncia otra oblación, perfecta y única, la de la Cruz que dará la salvación que Dios ha preparado “ante todos los pueblos”.

530La Huida a Egipto y la matanza de los inocentes manifiestan la oposición de las tinieblas a la luz: “Vino a su Casa, y los suyos no lo recibieron” (Jn 1, 11). Toda la vida de Cristo estará bajo el signo de la persecución. Los suyos la comparten con él. Su vuelta de Egipto recuerda el éxodo y presenta a Jesús como el liberador definitivo.

Los Misterios de la vida oculta de Jesús


531 Jesús compartió, durante la mayor parte de su vida, la condición de la inmensa mayoría de los hombres: una vida cotidiana sin aparente importancia, vida de trabajo manual, vida religiosa judía sometida a la ley de Dios, vida en la comunidad. De todo este período se nos dice que Jesús estaba “sometido” a sus padres y que “progresaba en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y los hombres” (Lc 2, 51-52).


532 Con la sumisión a su madre, y a su padre legal, Jesús cumple con perfección el cuarto mandamiento. Es la imagen temporal de su obediencia filial a su Padre celestial. La sumisión cotidiana de Jesús a José y a María anunciaba y anticipaba la sumisión del Jueves Santo: “No se haga mi voluntad...” (Lc 22, 42). La obediencia de Cristo en lo cotidiano de la vida oculta inauguraba ya la obra de restauración de lo que la desobediencia de Adán había destruido.


533La vida oculta de Nazaret permite a todos entrar en comunión con Jesús a través de los caminos más ordinarios de la vida humana:

Nazaret es la escuela donde empieza a entenderse la vida de Jesús, es la escuela donde se inicia el conocimiento de su Evangelio... Su primera lección es el silencio. Cómo desearíamos que se renovara y fortaleciera en nosotros el amor al silencio, este admirable e indispensable hábito del espíritu... Se nos ofrece además una lección de vida familiar. Que Nazaret nos enseñe el significado de la familia, su comunión de amor, su sencilla y austera belleza, su carácter sagrado e inviolable... Finalmente, aquí aprendemos también la lección del trabajo. Nazaret, la casa del hijo del artesano: cómo deseamos comprender más en este lugar la austera pero redentora ley del trabajo humano... Queremos finalmente saludar desde aquí a todos los trabajadores del mundo y señalarles al gran modelo, al hermano divino.


534El hallazgo de Jesús en el Templo es el único suceso que rompe el silencio de los Evangelios sobre los años ocultos de Jesús. Jesús deja entrever en ello el misterio de su consagración total a una misión derivada de su filiación divina: “¿No sabíais que me debo a los asuntos de mi Padre?” María y José “no comprendieron” esta palabra, pero la acogieron en la fe, y María “conservaba cuidadosamente todas las cosas en su corazón”, a lo largo de todos los años en que Jesús permaneció oculto en el silencio de una vida ordinaria.


III LOS MISTERIOS DE LA VIDA PÚBLICA DE JESÚS


El Bautismo de Jesús


535El comienzo de la vida pública de Jesús es su bautismo por Juan en el Jordán. Juan proclamaba “un bautismo de conversión para el perdón de los pecados” (Lc 3, 3). Una multitud de pecadores, publicanos y soldados, fariseos y saduceos y prostitutas viene a hacerse bautizar por él. “Entonces aparece Jesús”. El Bautista duda. Jesús insiste y recibe el bautismo. Entonces el Espíritu Santo, en forma de paloma, viene sobre Jesús, y la voz del cielo proclama que él es “mi Hijo amado”. Es la manifestación (“Epifanía”) de Jesús como Mesías de Israel e Hijo de Dios.

Antropología
Dios ha puesto en tus manos la vida de tus hijos para que los cuides y los transformes en verdaderos hijos de Dios

Primer Encuentro
Infacia de Jesús y vida oculta

Comentar con el niño el tema de la Anunciación. Leer Lc. 1, 39 - 56

La Anunciación Lc. 1, 39-56
39 En esos días María se levantó y fue apresuradamente a la región montañosa, a una ciudad de Judá; 40 y entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. 41 Cuando Isabel oyó el saludo de María, la criatura saltó en su vientre; y Isabel fue llena del Espíritu Santo, 42 y exclamó a gran voz: "¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre! 43 "¿Por qué me ha acontecido esto a mí, que la madre de mi Señor venga a mí? 44 "Porque apenas la voz de tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de gozo en mi vientre. 45 "Y bienaventurada la que creyó que tendrá cumplimiento lo que le fue dicho de parte del Señor."


46 Entonces María dijo: "Mi alma engrandece al Señor,
47 Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador.
48 "Porque ha mirado la humilde condición de esta su sierva; Pues desde ahora en adelante todas las generaciones me tendrán por bienaventurada.
49 "Porque grandes cosas me ha hecho el Poderoso; Y santo es Su nombre.
50 "Y DE GENERACION EN GENERACION ES SU MISERICORDIA PARA LOS QUE LE TEMEN.
51 "Ha hecho proezas con Su brazo; Ha esparcido a los soberbios en el pensamiento de sus corazones.
52 "Ha quitado a los poderosos de sus tronos; Y ha exaltado a los humildes;
53 A LOS HAMBRIENTOS HA COLMADO DE BIENES Y ha despedido a los ricos con las manos vacías.
54 "Ha ayudado a Israel, Su siervo, Para recuerdo de Su misericordia
55 Tal como dijo a nuestros padres, A Abraham y a su descendencia (simiente) para siempre."
56 María se quedó con Isabel como tres meses y después regresó a su casa.



Leer Lc. 1, 57 – 67: El nacimiento de Juan Bautista. Comentar la lectura

El Nacimiento de Juan Bautista Lc. 1, 57-66
57 Cuando a Isabel se le cumplió el tiempo de su alumbramiento, dio a luz un hijo. 58 Y sus vecinos y parientes oyeron que el Señor había demostrado (engrandecido) Su gran misericordia hacia ella, y se regocijaban con ella.

59 Al octavo día vinieron para circuncidar al niño, y lo iban a llamar Zacarías según el nombre de su padre. 60 "No, sino que se llamará Juan," respondió la madre. 61 Y le dijeron: "No hay nadie en tu familia que tenga ese nombre." 62 Entonces preguntaban por señas al padre, cómo lo quería llamar. 63 El pidió una tablilla y escribió lo siguiente: "Su nombre es Juan." Y todos se maravillaron. 64 Al instante le fue abierta su boca y suelta su lengua, y comenzó a hablar dando alabanza a Dios. 65 Y vino temor sobre todos los que vivían a su alrededor; y todas estas cosas se comentaban en toda la región montañosa de Judea. 66 Todos los que las oían las guardaban en su corazón, diciendo: "¿Qué, pues, llegará a ser este niño?" Porque la mano del Señor ciertamente estaba con él.




Actividad
Escribe en tu cuaderno los servicios que prestó María a su prima Isabel

Escribe el nombre del Papá y de la Mamá de Juan El Bautista

Haz un dibujo de lo que le ocurrió a Zacarías ¿Qué se sentiría estar mudo?


Segundo Encuentro

Retomar el tema de Navidad y Epifanía

Leer Mt. 2, 13 – 18: la huída a Egipto

La huida a Egipto Mt. 2, 13-18
13 Después de haberse marchado ellos, un ángel del Señor se apareció a José en sueños, diciendo: "Levántate, toma al Niño y a Su madre y huye a Egipto, y quédate allí hasta que yo te diga; porque Herodes (el Grande) quiere buscar y matar al Niño."

14 Y levantándose José, tomó de noche al Niño y a Su madre, y se trasladó a Egipto; 15 estuvo allá hasta la muerte de Herodes (el Grande), para que se cumpliera lo que el Señor habló por medio del profeta, diciendo: "DE EGIPTO LLAME A MI HIJO."

16 Herodes (el Grande), al verse burlado por los sabios (magos), se enfureció en gran manera, y mandó matar a todos los niños que había en Belén y en todos sus alrededores, de dos años para abajo, según el tiempo que había averiguado de los sabios (magos). 17 Entonces se cumplió lo que fue dicho por medio del profeta Jeremías, cuando dijo:

18 "SE OYO UNA VOZ EN RAMA, LLANTO Y GRAN LAMENTACION; RAQUEL QUE LLORA A SUS HIJOS, Y QUE NO QUISO SER CONSOLADA PORQUE ya NO EXISTEN."


¿Por qué crees que el Angel del Señor le indicó a José que fuera a Egipto?

Actividad
Haz un dibujo de la huida a Egipto o del Angel avisando a José


Tercer Encuentro
Lecturas de Lc 2, 22 – 40: Jesús es presentado en el templo

Jesús es presentado en el Templo Lucas. 2, 22-40
22 Al cumplirse los días para la purificación de ellos, según la ley de Moisés, Lo trajeron a Jerusalén (Ciudad de Paz) para presentar al Niño al Señor, 23 (como está escrito en la Ley del Señor: "TODO VARON QUE ABRA LA MATRIZ (EL PRIMOGENITO) SERA LLAMADO SANTO PARA EL SEÑOR)," 24 y para ofrecer un sacrificio conforme a lo que fue dicho en la Ley del Señor: "UN PAR DE TORTOLAS O DOS PICHONES."

25 Había en Jerusalén un hombre que se llamaba Simeón. Este hombre, justo y piadoso, esperaba la consolación de Israel, y el Espíritu Santo estaba sobre él. 26 Y por el Espíritu Santo se le había revelado que no vería la muerte sin antes ver al Cristo (al Mesías) del Señor. 27 Movido por el Espíritu fue al templo. Y cuando los padres del niño Jesús Lo trajeron para cumplir por El el rito de la Ley, 28 Simeón tomó al Niño en sus brazos, y bendijo a Dios diciendo:

29 "Ahora, Señor, permite que Tu siervo se vaya En paz, conforme a Tu palabra;
30 Porque mis ojos han visto Tu salvación
31 La cual has preparado en presencia de todos los pueblos;
32 LUZ DE REVELACION A LOS GENTILES, Y gloria de Tu pueblo Israel."

33 Y los padres del Niño estaban asombrados de las cosas que de El se decían. 34 Simeón los bendijo, y dijo a Su madre María: "Este Niño ha sido puesto para caída y levantamiento de muchos en Israel, y para ser señal de contradicción, 35 y una espada traspasará aun tu propia alma, a fin de que sean revelados los pensamientos de muchos corazones."

36 Y había una profetisa, Ana, hija de Fanuel, de la tribu de Aser. Ella era de edad muy avanzada, y había vivido con su marido siete años después de su matrimonio, 37 y después de viuda, hasta los ochenta y cuatro años. Nunca se alejaba del templo, sirviendo noche y día con ayunos y oraciones. 38 Llegando ella en ese preciso momento, daba gracias a Dios y hablaba del Niño a todos los que esperaban la redención de Jerusalén.

39 Habiendo ellos cumplido con todo conforme a la Ley del Señor, se volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret. 40 Y el Niño crecía y se fortalecía, llenándose de sabiduría; y la gracia de Dios estaba sobre El.

Identificar los personajes de esta lectura. Fijarse en el diálogo que tuvieron con María, sobre lo que sería ese niño

Leer con atención Lc. 2, 41-52 para que conozcas la primera iniciativa de Jesús cuando tenía 12 años

Primera Iniciativa de Jesús cuando tenía 12 años Lucas 2, 41-52

41 Los padres de Jesús acostumbraban ir a Jerusalén todos los años a la fiesta de la Pascua. 42 Y cuando El cumplió doce años, subieron allá conforme a la costumbre de la fiesta. 43 Al regresar ellos, después de haber pasado todos los días de la fiesta , el niño Jesús se quedó en Jerusalén sin que lo supieran Sus padres, 44 y suponiendo que iba en la caravana, anduvieron camino de un día, y comenzaron a buscar a Jesús entre los familiares y conocidos. 45 Cuando no Lo encontraron, volvieron y Lo buscaron en Jerusalén. 46 Después de tres días Lo encontraron en el templo, sentado en medio de los maestros, escuchándolos y haciéndoles preguntas. 47 Todos los que Le oían estaban asombrados de Su entendimiento y de Sus respuestas. 48 Cuando Sus padres Lo vieron, se quedaron maravillados; y Su madre Le dijo: "Hijo, ¿por qué nos has tratado de esta manera? Mira, Tu padre y yo Te hemos estado buscando llenos de angustia." 49 Entonces El les dijo: "¿Por qué Me buscaban? ¿Acaso no sabían que Me era necesario estar en la casa (en las cosas) de Mi Padre?" 50 Pero ellos no entendieron las palabras que El les había dicho. 51 Descendió con sus padres y vino a Nazaret, y continuó sujeto a ellos. Y Su madre atesoraba todas estas cosas (las palabras) en su corazón.

52 Y Jesús crecía en sabiduría, en estatura (edad) y en gracia para con Dios y los hombres.


Actividad
Colorea la escena con los Maestros de la Ley. Escribe la Respuesta de Jesús a María


Dar Click en la Imagen para verla ampliada

¿En qué te pareces a ese niño de 12 años?

¿Te gustaría como Él crecer en sabiduría y en gracia de Dios? ¿Cómo lo puedes lograr?

Cuarto Encuentro

Leer Lc. 3, 1 - 17: Juan el bautista prepara el camino del Señor. Comentar lectura

Juan El Bautista prepara el camino del Señor Lucas 3, 1-17
1 En el año quince del imperio de Tiberio César, siendo Poncio Pilato gobernador de Judea, y Herodes (Antipas, hijo de Herodes el Grande) tetrarca de Galilea, y su hermano Felipe tetrarca de la región de Iturea y Traconite, y Lisanias tetrarca de Abilinia, 2 durante el sumo sacerdocio de Anás y Caifás, vino la palabra de Dios a Juan, hijo de Zacarías, en el desierto. 3 Y Juan fue por toda la región alrededor del Jordán, predicando un bautismo de arrepentimiento para el perdón de los pecados;


4 como está escrito en el libro de las palabras del profeta Isaías: "VOZ DEL QUE CLAMA EN EL DESIERTO: 'PREPAREN EL CAMINO DEL SEÑOR, HAGAN DERECHAS SUS SENDAS.

5 'TODO VALLE SERA RELLENADO, Y TODO MONTE Y COLLADO REBAJADO; LO TORCIDO SE HARA RECTO, Y LAS SENDAS ASPERAS SE VOLVERAN CAMINOS LLANOS;

6 Y TODA CARNE (PERSONA) VERA LA SALVACION DE DIOS.'"

7 Por eso, Juan decía a las multitudes que acudían para que él las bautizara: "¡Camada de víboras! ¿Quién les enseñó a huir de la ira que vendrá? 8 "Por tanto, den frutos dignos de arrepentimiento; y no comiencen a decirse a ustedes mismos: 'Tenemos a Abraham por padre,' porque les digo que Dios puede levantar hijos a Abraham de estas piedras. 9 "El hacha ya está puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado al fuego."


10 Y las multitudes le preguntaban: "¿Qué, pues, haremos?" 11 Juan les respondía: "El que tiene dos túnicas, comparta con el que no tiene; y el que tiene qué comer, haga lo mismo." 12 Vinieron también unos recaudadores de impuestos para ser bautizados, y le dijeron: "Maestro, ¿qué haremos?" 13 "No exijan (No colecten) más de lo que se les ha ordenado," les respondió Juan. 14 También algunos soldados le preguntaban: "Y nosotros, ¿qué haremos?" "A nadie quiten dinero por la fuerza," les dijo, "ni a nadie acusen falsamente, y conténtense con su salario."


15 Como el pueblo estaba a la expectativa, y todos se preguntaban en sus corazones acerca de Juan, si no sería él el Cristo (el Mesías), 16 Juan les habló a todos: "Yo los bautizo con agua; pero viene Uno que es más poderoso que yo, a quien no soy digno de desatar la correa de Sus sandalias. El los bautizará con el Espíritu Santo y fuego. 17 "El bieldo está en Su mano para limpiar completamente Su era y recoger el trigo en Su granero; pero quemará la paja en un fuego que no se apaga."


Leer Mc. 1, 1 – 13: Jesús comienza su misión. Meditar y comentar la lectura

Jesús comienza su Misión Mc. 1 1-17
1 Principio del evangelio (de las buenas nuevas) de Jesucristo (Jesús) el Mesías, Hijo de Dios.

2 Como está escrito en el profeta Isaías: "HE AQUI, YO ENVIO MI MENSAJERO DELANTE DE TI, EL CUAL PREPARARA TU CAMINO.

3 VOZ DEL QUE CLAMA EN EL DESIERTO: 'PREPAREN EL CAMINO DEL SEÑOR, HAGAN DERECHAS SUS SENDAS.'"


4 Juan el Bautista apareció en el desierto predicando (proclamando) el bautismo de arrepentimiento para el perdón de pecados. 5 Acudía a él toda la región de Judea, y toda la gente de Jerusalén (Ciudad de Paz), y confesando sus pecados, eran bautizados por él en el río Jordán. 6 Juan estaba vestido de pelo de camello, tenía un cinto de cuero a la cintura, y comía langostas (saltamontes) y miel silvestre. 7 Y predicaba (proclamaba), diciendo: "Tras mí viene Uno que es más poderoso que yo, a quien no soy digno de inclinarme y desatar la correa de Sus sandalias. 8 "Yo los bauticé a ustedes con agua, pero El los bautizará con el Espíritu Santo."

9 Sucedió que en aquellos días Jesús vino de Nazaret de Galilea, y fue bautizado por Juan en el Jordán. 10 Inmediatamente, al salir del agua, vio que los cielos se abrían, y que el Espíritu descendía sobre El como una paloma; 11 y vino una voz de los cielos, que decía: "Tú eres Mi Hijo amado, en Ti Me he complacido."

12 Enseguida el Espíritu Lo impulsó a ir al desierto. 13 Y estuvo en el desierto cuarenta días, siendo tentado por Satanás; y estaba entre las fieras, y los ángeles Le servían.

Actividad

Iluminar el dibujo del bautismo de Jesús

Da Click en la imagen para verla ampliada

Escribe en tu cuaderno cómo se vestía Juan y que anunciaba a la gente

¿Recuerdas las Palabras que se escucharon desde el cielo cuando se bautizó a Jesús? Escríbelas y el lugar donde fue bautizado Jesús.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada