AVISOS

=========================

Google+ Followers

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Tema 09: El Adviento


Objetivo


Que el niño comprenda lo que significa el adviento y se prepare para vivir y celebrar el nacimiento de Jesús en la próxima Navidad.


VAT. II SACR. SANCTUM CONCILIUM CAP V No. 102 – 106
Sentido del año litúrgico


102. La santa madre Iglesia considera deber suyo celebrar con un sagrado recuerdo en días determinados a través del año la obra salvífica de su divino Esposo. Cada semana, en el día que llamó " del Señor " , conmemora su Resurrección, que una vez al año celebra también, junto con su santa Pasión, en la máxima solemnidad de la Pascua.

Además, en el círculo del año desarrolla todo el misterio de cristo, desde la Encarnación y la Navidad hasta la Ascensión, Pentecostés y la expectativa de la dichosa esperanza y venida del Señor.

Conmemorando así los misterios de la Redención, abre las riquezas del poder santificador y de los méritos de su Señor, de tal manera que, en cierto modo, se hacen presentes en todo tiempo para que puedan los fieles ponerse en contacto con ellos y llenarse de la gracia de la salvación.

103. En la celebración de este círculo anual de los misterios de Cristo, la santa Iglesia venera con amor especial a la bienaventurada Madre de Dios, la Virgen María,unida con lazo indisoluble a la obra salvífica del su Hijo; en Ella, la Iglesia admira y ensalza el fruto más espléndido de la Redención y la contempla gozosamente, como una purísima imagen de lo que ella misma, toda entera, ansía y espera ser.

104. Además, la Iglesia introdujo en el círculo anual el recuerdo de los mártires y de los demás santos, que llegados a la perfección por la multiforme gracia de Dios y habiendo ya alcanzado la salvación eterna, cantan la perfecta alabanza a Dios en el cielo e interceden por nosotros. Porque al celebrar el tránsito de los santos de este mundo al cielo, la Iglesia proclama el misterio pascual cumplido en ellos, que sufrieron y fueron glorificados con Cristo, propone a los fieles sus ejemplos, los cuales atraen a todos por Cristo al Padre y por los méritos de los mismos implora los beneficios divinos.

105. Por último, en diversos tiempos del año, de acuerdo a las instituciones tradicionales, la Iglesia completa la formación de los fieles por medio de ejercicios de piedad espirituales y corporales, de la instrucción, de la plegaria y las obras de penitencia y misericordia.


Mística para los papás y los catequistas
  • Unidos a toda la Iglesia esperamos al Señor Jesús, es conveniente disponer nuestro corazón para celebrar el misterio de su nacimiento.
  • Muy importante prepararnos para vivir una navidad cristiana

Is. 9, 1- 5; 7, 14; Miq. 5, 1; C. U. 522 – 524






Isaías 9, 1-5

Nacimiento y reinado del Príncipe de Paz


1Pero no habrá más lobreguez para la que estaba en angustia. Como en tiempos pasados El trató con desprecio a la tierra de Zabulón y a la tierra de Neftalí, pero después la hará gloriosa por el camino del mar al otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles.


2 El pueblo que andaba en la oscuridad

ha visto una gran luz;

sobre los que vivían en densas tinieblas

la luz ha resplandecido.


3 Tú has hecho que la nación crezca;

has aumentado su alegría.

Y se alegran ellos en tu presencia

como cuando recogen la cosecha,

como cuando reparten el botín.


4 Ciertamente tú has quebrado,

como en la derrota de Madián,

el yugo que los oprimía,

la barra que pesaba sobre sus hombros,

el bastón de mando que los subyugaba.


5 Todas las botas guerreras

que resonaron en la batalla,

y toda la ropa teñida en sangre

serán arrojadas al fuego,

serán consumidas por las llamas.


Isaías 7, 14

14 Por eso, el Señor mismo les dará una señal: La joven concebirá y dará a luz un hijo, y lo llamará Emanuel*


*En hebreo, Emanuel significa Dios con nosotros.


Catequesis Universal 522 – 524


522La venida del Hijo de Dios a la tierra es un acontecimiento tan inmenso que Dios quiso prepararlo durante siglos. Ritos y sacrificios, figuras y símbolos de la “Primera Alianza” (Hb 9, 15), todo lo hace converger hacia Cristo; anuncia esta venida por boca de los profetas que se suceden en Israel. Además, despierta en el corazón de los paganos una espera, aún confusa, de esta venida.


523San Juan Bautista es el precursor 195 inmediato del Señor, enviado para prepararle el camino. “Profeta del Altísimo” (Lc 1, 76), sobrepasa a todos los profetas, de los que es el último, e inaugura el Evangelio; desde el seno de su madre saluda la venida de Cristo y encuentra su alegría en ser “el amigo del esposo” (Jn 3, 29) a quien señala como “el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo” (Jn 1, 29). Precediendo a Jesús “con el espíritu y el poder de Elías” (Lc 1, 17), da testimonio de él mediante su predicación, su bautismo de conversión y finalmente con su martirio.


524Al celebrar anualmente la liturgia de Adviento, la Iglesia actualiza esta espera del Mesías: participando en la larga preparación de la primera venida del Salvador, los fieles renuevan el ardiente deseo de su segunda Venida. Celebrando la natividad y el martirio del Precursor, la Iglesia se une al deseo de éste: “Es preciso que él crezca y que yo disminuya” (Jn 3, 30).


Primer Encuentro


  • En un lugar adecuado preparar el “Rincón de Adviento”


  • Se coloca una mesa. Se cubre con un mantel morado y se ponen cuatro velas. Cada vela se irá encendiendo cada uno de los cuatro domingos del tiempo de adviento. También se colocará el dibujo del profeta Isaías.

Da click en la imagen para verla ampliada

El encuentro se inicia preguntando a los niños:


¿En cuál mes estamos? ¿Saben cuál tiempo importante del año vamos a celebrar?

Mostrar el rincón de Adviento. Preguntar si saben lo que significa el mantel de color morado. Significa espera. Que esperamos algo. Esperamos a alguien ¿A quién estamos esperando?

Esperamos una fiesta: La fiesta de Navidad, es decir, la celebración del nacimiento de Jesús que quiere venir a nosotros esta próxima Navidad.

El rincón de adviento con su mantel morado nos va a recordar que estamos esperando a Jesús y que nos estamos preparando para recibirlo.

Actividad
Dibujar el rincón de adviento y escribir un letrero ¡VEN, JESÚS, VEN!



Segundo Encuentro

• Repasar el encuentro anterior
• Iniciar el segundo encuentro:
• Muchos hombres en el mundo esperaban que Jesús naciera. A un niño lo esperan sus papás, sus abuelitos, hermanos, tíos, primos; a Jesús lo esperó mucha, mucha gente. A un niño lo esperan nueve meses para que nazca; a Jesús lo esperaron miles de años.

• Un pueblo en especial esperó a Jesús por medio de los Profetas. Un profeta es el hombre a quien Dios dice sus secretos. Pero Dios es distinto a nosotros en sus secretos. Nosotros no queremos decir nuestros secretos y Dios, a través de los profetas los comunica a toda la gente.

• Los profetas recibían el secreto de Dios en su corazón y luego lo comunicaban todos los hombres.
• Nosotros podemos conocer también los secretos de Dios y platicarlos a otros.

• Leer con el niño Is. 9, 1 y descubrir cuál secreto le reveló Dios: ¿Quién será esa luz que anuncia el profeta?

Isaías 9,1


1 Pero no habrá más melancolía (tristeza) para la que estaba en angustia. Como en tiempos pasados El trató con desprecio a la tierra de Zabulón y a la tierra de Neftalí, pero después la hará gloriosa por el camino del mar al otro lado del Jordán, Galilea de los Gentiles (de las naciones).

• Descubrir cuál secreto le reveló Dios: ¿Quién será esa luz que anuncia el profeta?

• En este momento, se colocará la figura del profeta Isaías en el rincón de adviento


Actividad

Hacer un dibujo del profeta y escribir el letrero: “El Pueblo que andaba en tinieblas vio una gran luz”.

 
Tercer Encuentro

• Repasar el encuentro anterior
• Se inicia encendiendo una vela, que significa nuestro primer domingo de Adviento
• Esta vela encendida va a recordarnos que esperamos a Jesús, luz del mundo y nos preparamos a celebrar su venida entre nosotros.
• Cada semana, conforme se va acercando la navidad vamos a ir prendiendo una vela mas y sobre todo, vamos a disponer nuestro corazón para recibir a Jesús.



Actividad
Un momento de silencio y de oración frente al rincón de adviento, con la vela encendida

Realizar la actividad “Me preparo a recibir a Jesús”

 
 

1 comentario: